La Mente Subconsciente y las Adicciones

Adicciones

Las adicciones o vicios como se les conoce popularmente son comportamientos repetidos y obsesivos que esclavizan y degradan a los seres humanos y que son impulsados por pensamientos subconscientes, es decir después de un determinado número de veces de repetirse o bajo el efecto de una o varias emociones intensas producen a largo plazo comportamientos adictivos que reducen y destruyen parcial o totalmente la calidad de vida de las personas.

Cuando se oye hablar de adicciones la gran mayoría de personas asocia este concepto con utilizar drogas alucinógenas como: la marihuana, la cocaína, el bazuco, la heroína, las anfetaminas, etc., también el alcohol y el cigarrillo que se cuentan entre las adicciones antiguas y modernas que atan a los seres humanos a realidades de enfermedad y miseria.

Mira el siguiente video antes de continuar:

http://lascuatroleyesdelamentesubconsciente.com

Sin embargo el término adicciones no sólo implica el uso frecuente de sustancias psicoactivas como: el alcohol, el tabaco y las drogas alucinógenas con todos los efectos personales, morales y sociales que eso produce sino también a cualquier clase pensamiento, emoción y comportamiento no controlado de forma consciente y que se convierte en una esclavitud de vida, donde el individuo no puede gobernar su conducta y ejecuta una acción inapropiada contra su salud, su integridad física, psicológica y emocional y contra la de otros.

Anteriormente hemos definido a la mente subconsciente como “programa de actos, y pensamientos repetidos y/o emociones intensas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo”, es decir que con sólo esta definición se puede tener una idea clara de la responsabilidad que se tiene al programar de forma equivocada a la mente subconsciente y tener que sufrir las consecuencias por ello.

En el mundo existen hoy millones de personas que tienen pensamientos, emociones y comportamientos adictivos que los esclavizan y controlan a diario sin tener claro un mecanismo de defensa o control de su mente subconsciente que domina en más de un 95% sus acciones.

Todo el mundo está expuesto a desarrollar adicciones en su vida por diversidad de estímulos y circunstancias que invitan a ello y es tarea de cada quien vigilar que esto no suceda, avance y se convierta en una auténtica pesadilla para su libertad y felicidad presentes y futuras.

Entre las adicciones más frecuentes fuera del uso frecuente de sustancias psicoactivas como: el alcohol, el tabaco y las drogas alucinógenas están:

  • La adicción al sexo y la pornografía
  • La adicción a la comida
  • La adicción al juego
  • La adicción al riesgo
  • La adicción a las compras (comprador compulsivo)
  • La adicción al delito
  • La adicción a la depresión
  • La adicción a los deportes extremos
  • La adicción a los medios de comunicación
  • La adicción a las malas relaciones sociales y sentimentales
  • La adicción a las mentiras
  • La adicción al poder
  • La adicción al dinero
  • La adicción al trabajo
  • La adicción al pasado
  • La adicción a la belleza o narcisismo
  • La adicción al dolor o pseudomasoquismo
  • La adicción al placer

Estas adicciones como dijimos son bastante comunes en el mundo, pero también hay otro tipo de adicciones que actúan de forma menos pública pero concreta y que también afectan la calidad de vida y la convivencia de las personas en su entorno como por ejemplo:

  • La adicción a la limpieza
  • La adicción al orden
  • La adicción a los medicamentos
  • La adicción a la enfermedad
  • La adicción a la competencia
  • La adicción al que dirán
  • La adicción a la perfección o perfeccionismo, etc.

Toda esta serie de comportamientos externos nombrados anteriormente salvo la de cometer delitos son actividades con las que a diario las personas normales deben lidiar, pero el punto está en no depender de ellas para vivir y poder ser libres de escoger o no un comportamiento determinado con base en valores y criterios morales bien definidos, sin sentirse obligado(a) a ello como sucede con los adictos, cuando la mente subconsciente mal programada a tomado el control de su comportamiento y gobierna negativamente las decisiones que toman.

Como seres humanos desde un punto de vista espiritual y psicológico estamos llamados a ser y vivir libres de las adicciones, a tener un crecimiento continuo, y esto implica trabajar con ahínco en corregir aquellos comportamientos que nos someten y denigran y que coartan nuestra libertad, sin embargo esto es muy sencillo de decirlo pero no de hacerlo, pues la prueba del dominio subconsciente en la conducta humana está en que muchas personas saben claramente que pensamientos y emociones los controlan, sufren internamente por ello, pero no se sienten capaces de cambiar el o los comportamientos destructivos que estos producen en su vida diaria.

¿Cómo saber entonces si se tiene o sufre alguna clase de adicción?

Muy sencillo, si se frecuentan alguno(s) de los comportamientos mencionados anteriormente u otros, y se sabe de forma consciente los pensamientos y las emociones que dan origen a la reacción física pero no se puede controlar el comportamiento negativo una vez aparecen los síntomas entonces se es adicto(a).

¿Cómo afectan las adicciones a la autoestima?

La afectan de manera directa y dramática, pues aunque el yo social de las personas quiere mostrar una careta pública donde todo parece ir bien, internamente se vive un conflicto que maltrata cada vez más la autoimagen que tiene un individuo de si mismo.

¿Las adicciones se deben más a factores genéticos?

Aunque es innegable que existe un factor generacional o predisposición para desarrollar una adicción en un momento determinado de la vida, esto no puede ocurrir si la mente subconsciente se opone y está bien programada, pues la propia voluntad depende en más de un 95% de la programación mental.

¿En qué medida el dinero puede convertirse en una adicción?

Naturalmente todos necesitamos el dinero para vivir bien y acceder a muchas cosas y oportunidades que la vida ofrece, sin embargo puede convertirse en una adicción en el momento en que la persona se obsesiona con producirlo, se olvida de su parte espiritual, no cuida su salud por estar trabajando casi de forma permanente, se aísla de sus seres queridos y amigos, y puede llegar a extremos con tal de obtenerlo.

Esto por supuesto no implica que las personas teniendo o haciendo un sano balance de su vida personal no puedan construir un futuro financiero abundante y llevar a cabo todas sus ideas y emprendimientos.

Hoy por hoy en nuestra sociedad existen miles de estímulos para generar adicciones en las personas y por ello es necesario aprender a conocer la naturaleza de la mente subconsciente, saber cómo funciona, cuáles son sus cuatro leyes que la definen y la gobiernan y qué mecanismos existen para limpiarla y reprogramarla para no caer preso(a) de comportamientos inconscientes que pueden convertirse en una seria patología psicológica que puede arruinar la vida de cualquier persona.

En nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ estudiaremos dos métodos altamente efectivos y comprobados bajo testimonios reales para dominar las adicciones y liberar a la mente subconsciente de cualquier tipo de esclavitud causada por pensamientos repetidos y/o emociones intensas.

Ser libre de adicciones una opción para tener calidad de vida

Ser adicto a cualquier clase de comportamiento que amilana y destruye la paz interior y la de otros no es ninguna ventaja y todos los adictos lo saben.

En una encuesta reciente que se hizo en Estados Unidos por parte de una importante revista de salud se preguntó a varios adultos pasados de los cuarenta y cinco años, cuál había sido la etapa más feliz en sus vidas y por qué, y todos sin excepción situaron su mejor época en la niñez en el intervalo de los siete a los trece años debido principalmente a que estaban libres de adicciones y de estímulos adictivos como infortunadamente ocurre con frecuencia para los adolescentes, adultos jóvenes y adultos maduros.

Como adultos responsables entonces la invitación es a escoger una vida libre del peso de las adicciones y hacerse cargo de la mente subconsciente, evitando los estímulos que la afectan y que producen comportamientos adictivos antes de que se produzcan comportamientos negativos que conviertan la vida en una prisión interior que afecte la paz y la libertad interiores y la convivencia con el entorno.

Hoy por hoy la Educación Práctica hace posible mediante los recursos digitales como el que ofrecemos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™para que más personas puedan conocer y apropiarse de los elementos necesarios y técnicas comprobadas para gobernar su mente bajo los mejores valores y principios morales y éticos, y de esta forma mejorar su vida y contribuir significativamente al desarrollo de una sociedad más sana y digna.

Para ampliar y dominar los conceptos vistos en este artículo sobre “La Mente Subconsciente y las Adicciones”, haz Click Aquí para ingresar a la página oficial del curso.

Nos interesa conocer tus inquietudes déjanos tu comentario al final.

banner 468 Actualizado

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

2 comentarios

  • Imelda Rodriguez

    Estoy de acuerdo con todo lo que se dice en este artículo y es verdad las adicciones esclavizan el comportamiento por muy simple que estas sean aunque no lo reconozcamos. Los felicito por su trabajo es el primer sitio web que conozco que se ocupa de este tema del subconsciente con tanta propiedad y asertividad.

  • Las adicciones para los humanos no son un tema sencillo sino altamente complejo y peligroso. Y como dicen ustedes trabajan en el interior del hombre causando problemas y en últimas estragos en su vida. La herramienta de conocer y programar adecuadamente el subconsciente es para mi una de las mejores soluciones que existe. Reciban un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam