La Mente Subconsciente y la Definición de Metas

Las metas son la piedra angular del progreso en la vida y sin ellas no existe posibilidad de avanzar en la consecución de logros, sean pequeños, medianos o grandes, y la mente subconsciente como ninguna otra estructura mental es la responsable de llevar a cabo el cumplimiento de las metas, por lo cual es fundamental entender y aplicar el concepto de la mente subconsciente y la definición de metas.

Definir metas como pareciera no consiste simplemente en saber lo que se quiere obtener de la vida en un periodo de tiempo calculado sino que además involucra una serie de recursos que tangibilicen los medios para llegar a los fines propuestos, tal y como explicamos en la cuarta ley de nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™.

Mira el siguiente video antes de continuar:

http://lascuatroleyesdelamentesubconsciente.com/

En nuestra cultura por ejemplo se enseña más a seleccionar metas de acuerdo con un condicionamiento académico, familiar y social, sin embargo definir metas es algo personal e intransferible por lo que se requiere antes que nada saber cómo funciona y ayuda la mente subconsciente a lograr las metas y cómo una vez definidas se produzcan eventos favorables en la vida de cada quien y que permitan obtener aquello que se desea y anhela.

Normalmente cuando se habla de definir metas, se recomienda escribirlas, ponerles una fecha y visualizarlas de forma constante para acelerar el proceso de obtención de los resultados. Y aunque todo esto es necesario, todavía hace falta un componente mental y emocional que active la respuesta interna para desencadenar el proceso de manifestación de las metas en el tiempo y en el mundo visible y este es sin duda el poder de atracción que únicamente posee la mente subconsciente.

Hemos definido anteriormente a la mente subconsciente como “programa de actos, pensamientos y/o emociones repetidas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo.”, y esta definición muestra la importancia que tiene seguir un patrón de pensamientos en combinación con emociones intensas adecuadas y necesarias para recorrer la travesía en dirección hacia el cumplimiento de las metas.

LA DEFINICIÓN DE METAS EN LA LÍNEA DEL TIEMPO

Después de tener definido una meta mayor o sueño viene la definición y ejecución de metas más pequeñas que lleven a lograr esa meta mayor, y en cada uno de estos procesos se necesita impresionar debidamente a la mente subconsciente para evitar un saboteo en la acción de cada día que por pequeña que sea construye el gran conjunto de pasos que acercan la meta mayor cada vez más.

De acuerdo con esto dividiremos las metas en:

Metas a largo plazo

Que son las más motivantes dado que implican un estilo de vida radicalmente diferente al que se vive actualmente. Esto puede ser en varios planos simultáneos como: el personal, el económico, el laboral y el social.

Las metas a largo plazo duran años en lograrse y son las que mayormente mantienen a la mente consciente y subconsciente trabajando en sincronía en búsqueda de las situaciones, hechos o acontecimientos que permitan el logro de las metas mayores.

Aunque la mente consciente por ejemplo controla una cifra igual o menor que el 5% del comportamiento y las acciones de los seres humanos como explicamos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™, su función primordial es pensar y tomar impresiones del medio a través de los cinco sentidos, pero recibe mediante la intuición de la mente subconsciente mensajes internos de ayuda y guía que por sí misma no puede lograr, ya que la mente subconsciente controla en más de un 95% las acciones y el comportamiento como se explica claramente en los videos de nuestro curso.

Metas a mediano plazo

Son las que proveen un nuevo aire y un nuevo nivel de creencia al trabajo que se viene desarrollando con miras a llegar por fin a las metas mayores, y refuerzan la confianza y la autoestima en las personas que en algún momento dudaron de su capacidad y talento para llegar a resultados mayores a los que por años estaban acostumbrados o encerrados.

La metas a mediano plazo usualmente duran meses o algunos años y actúan de puente entre una realidad angustiante o limitante y muchas veces frustrante, con aquella que viene de lograr metas a corto plazo y el gran panorama que son las metas mayores y que proporcionan la realización del sueño o meta mayor que alguna vez la persona se propuso lograr.

Metas a corto plazo

Son aquellas que deben cumplirse en escalas menores de tiempo, por ejemplo en días y semanas y que establecen el ritmo de logro de las metas intermedias y mayores.

Estas son las metas que requieren mayor esfuerzo y concentración, ya que de lograrlas depende el logro de las metas intermedias y mayores y sin ellas por pequeñas o insignificantes que sean no es posible construir la base de objetivos mucho mayores.

DIFERENCIA ENTRE FANTASÍAS Y METAS

Las fantasías difieren radicalmente de las metas, pues tener fantasías no exige ningún esfuerzo, simplemente basta imaginar aquello que se quiere, pero como no se define ninguna fecha para lograrlo y mucho menos se trazan planes de acción y se comienza a trabajar para conseguirlo el resultado es simplemente vivir de ilusiones mentales que jamás se realizarán.

Esto ocurre de forma clara los días 31 de Diciembre de todos los años donde una inmensa mayoría de personas no define sus metas como debe ser: reprogramando su mente para cambiar su forma de pensar, escribiendo luego sus metas y colocando fechas de logro, y después estableciendo planes de acción y cronogramas de trabajo a largo, mediano y corto plazo, y finalmente haciendo el compromiso firme de revisar y corregir su progreso; en cambio se limitan a pedir deseos haciendo uso de agüeros y fetichismos como: usar calzoncillos amarillos, comer uvas, adornar la casa con espigas y flores amarillas, salir a dar la vuelta a la manzana con maletas, vestirse de etiqueta, etc., para terminar igual o peor al final del año nuevo y continuar una vez más con estas prácticas autoengañosas y fantasiosas.

Este efecto deplorable también se observa en cierto rango de edad en personas de ambos sexos, especialmente aquellas que sobrepasan la cuarta década de vida y que por dificultades o golpes de la vida renuncian a lograr aquello que más desean y anhelan y se conforman entonces con una vida rutinaria y escasa en logros a la cual y en muchos casos ya estaban dolorosamente acostumbrados.

Las metas por otra parte son fantasías que adquieren el componente de sueños o metas mayores y a las que se está dispuesto(a) a entrar en acción para lograrlas, construyendo un deseo ardiente de alcanzarlas y planes o estrategias divididas en metas medianas y pequeñas que pueden llevar días, meses y años en lograrlas pero que no son negociables y no permiten descansar hasta lograrlas.

¿CUÁL ES LA CAUSA PRINCIPAL POR LA CUAL LAS PERSONAS NO LOGRAN LAS METAS QUE SE PROPONEN?

Esta es una pregunta muy común entre quienes nos preguntan en seminarios y consultorías a lo largo de varios países de América y Europa, y la respuesta está en la programación mental y los hábitos que se tienen, que no son fáciles de cambiar y mucho menos para un adulto formado bajo un tipo de mentalidad sea por propia voluntad, influencias, imposición o ignorancia.

Por esta razón cuanto más rápido se conozca cómo funciona la mente subconsciente, qué leyes la rigen y qué efecto tiene todo esto para vivir una vida de propósito y significado mucho mejor; y así evitar caer en la programación mental de la duda, la frustración, el desánimo y la inercia social que eligen quienes no se preocupan por su desarrollo personal y piensan que o bien todo los pueden solucionar como lo han hecho siempre o simplemente confían en las herramientas de una educación tradicional teórica o técnica que nada tiene que ver con el estudio de la mente humana para responder con acierto a los desafíos de la vida cotidiana.

¿HASTA QUÉ PUNTO LA MENTE HUMANA PUEDE CONTROLAR VARIABLES QUE PUEDEN ESTAR FUERA DE SU CONTROL?

Este es un punto para entender de vital importancia pues muchos obstáculos que las personas encuentran en su camino hacia la realización de las metas dependen también de factores o fuerzas externas, y ciertamente el hombre es un ser limitado como cualquiera lo puede comprobar, y no es un Dios que tiene un poder insuperable y que gobierna sobre todo lo que existe en espacio y tiempo, y nada puede oponerse a su voluntad; sin embargo si se puede entrenar a la mente subconsciente humana para lograr aquello que se propone actuando en conjunto con las fuerza de atracción que posee, así como con la ayuda de Dios el ser supremo que habita en el interior de cada ser humano, sin trasgredir las normas de convivencia, sin hacer daño a otros o pasar por encima de ellos para obtener aquello que desea y desde que las metas que cada quien elija sean morales, legales y éticas.

EL PAPEL DE LA PERSEVERANCIA EN LA CONQUISTA DE LAS METAS

La perseverancia es el agente subconsciente que permite el logro de las metas, sean pequeñas, medianas o grandes y sin ella no es posible entrar en acción y mantenerla a lo largo del tiempo. Pero la verdadera perseverancia no viene de un deseo consciente o lógico de hacer las cosas como creen algunos, razón por la cual y en la vida práctica muchas personas fracasan en su intento de lograr metas grandes cuando se ven enfrentadas al desánimo, a la desaprobación social, a los problemas personales y a muchos obstáculos que la vida diaria pone a quienes desean lograr mucho más que tener una vida promedio.

La perseverancia se debe fundamentalmente a la acción de la mente subconsciente que como ya hemos visto controla el comportamiento y las acciones en más de un 95%, y muy especialmente a través de la tercera ley que explicamos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ y que muestra de una manera clara cómo lograr la verdadera perseverancia y no simplemente vivir entusiasmado (a) por un corto periodo de tiempo hasta que aparezcan los primeros obstáculos o piedras del camino y con ello renunciar a lograr las metas pequeñas e intermedias y continuar ganando así mayor creencia y seguridad a través de victorias repetidas para proyectarse con mayor experiencia hacia logros futuros.

¿QUÉ SE NECESITA ENTONCES PARA DEFINIR BIEN LAS METAS Y LOGRARLAS?

Para lograr esto se necesita antes que nada entrenar, impresionar y programar a la mente subconsciente de forma adecuada con el Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ que nosotros ofrecemos para que todo lo demás: fechas límite, planificación de metas, cronogramas de trabajo, esfuerzo continuado o perseverancia, y recursos como dinero, salud y tiempo no se conviertan en una pesada carga para iniciar y continuar el esfuerzo hasta saborear las mieles del triunfo llegando a la(s) meta(s) mayores.

Existen además una serie de recursos que explicaremos y que tipo de mensajes y dieta mental adecuada son necesarios para lograr esto, pues al igual que el cuerpo humano recibe todos los días cuidado, limpieza, descanso y alimentación para conservarse saludable, fuerte y vigoroso, así también la mente subconsciente debe ser cuidada, alimentada y fortalecida, pues ni el sistema educativo actual cuenta con los medios para lograr esto y mucho menos los ambientes sociales y familiares que muchas personas frecuentan o están obligadas a convivir.

Para ampliar y dominar los conceptos vistos en este artículo sobre “La Mente Subconsciente y la Definición de Metas”, haz Click Aquí para ingresar a la página oficial del curso.

Nos interesa conocer tus inquietudes déjanos tu comentario al final.

banner 468 Actualizado

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

3 comentarios

  • Me interesa mucho este tema del subconsciente aplicado a las metas y veo que este es el primer sito web que lo aborda con profundidad y conocimiento. Es un hecho además que esta parte de la mente tiene un sinnúmero de aplicaciones que todos podemos aprovechar para nuestro beneficio. Mil gracias por compartir esta valiosísima información.

  • Deyanira Suárez

    En mi experiencia las metas son el motor emocional de una vida con propósito y significado. Y el desarrollo personal es el combustible para echar a andar la voluntad de trabajar hasta llegar a obtenerlas. El subconsciente o inconsciente como le dicen, es según muchos expertos incluidos los de este sitio web el que domina en este proceso, pero por primera vez veo que se hable de este tema con un método sistemático y basado en pruebas reales.

  • En mi trabajo como capacitador de equipos comerciales se que todo esto es cierto, sin embargo no conocía a fondo la influencia del subconsciente en los objetivos y las metas que debemos tener quienes aspiramos a tener siempre una mejor calidad de vida. Me interesa también asistir a uno de sus eventos, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam