La Mente Subconsciente y el Condicionamiento Social

Condicionamiento social

Vivimos en un mundo donde se sigue un patrón definido de pensamientos y acciones a nivel comunitario, el cual se conoce como condicionamiento social y la mente subconsciente es la encargada en la gran mayoría de las personas de seguir y hacer cumplir esa programación mental para copiar un estilo de vida establecido por otras personas y la sociedad de forma casi simétrica o idéntica.

Recordemos la definición que hemos dado a lo largo de varios artículos acerca de la mente subconsciente como: “programa de actos, pensamientos y/o emociones repetidas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo”.

Esta definición pone de manifiesto la importancia que tiene para una persona el vigilar que tipo de pensamientos y acciones adquiere de su medio ambiente y qué consecuencias tiene para su vida con ello.

Mira el siguiente video antes de continuar:


http://lascuatroleyesdelamentesubconsciente.com/

Y aunque cada persona es un mundo mental diferente nos referimos con condicionamiento social a seguir un patrón de comportamientos y acciones socialmente aceptados y promovidos, de forma que aunque en unos casos es bueno hacerlo en otros se coartan la libertad y las iniciativas de progreso y cambio que a menudo trae la vida.

La mente subconsciente y el condicionamiento social van de la mano, pues toda programación mental aceptada y practicada obedece mental y forzosamente a las cuatro leyes que explicamos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ y es necesario conocer cómo y por qué operan estos mecanismos que hacen que las personas sigan de común acuerdo pensamientos, comportamientos, valores y acciones.

Veamos entonces los elementos que entran en juego cuando hablamos de condicionamiento social y qué tipo de efectos produce esto en el inconsciente colectivo o mentes subconscientes de las personas, familias, comunidades y sociedades.

Valores

Los valores son el núcleo fundamental del desarrollo personal, familiar y social. Y son aquellos principios que orientan la vida hacia un fin positivo y en armonía consigo mismo y con otros. Los valores fundamentales más importantes son: Dios, familia, país, trabajo honrado, educación, amor, amistad, solidaridad, honestidad, salud y el respeto por la vida. Y son este tipo de principios los que han demostrado producir individuos: sanos, alegres, productivos y comprometidos con el progreso y el desarrollo social.

Sin embargo el condicionamiento social también incluye antivalores como: el odio, la segregación humana, la violencia, la codicia enfermiza, el dinero antes que el trabajo honrado, la competencia desleal, la falta de honradez, la incoherencia, etc.

Aunque la programación mental basada en los valores fundamentales es como hemos dicho clave para vivir una vida sana y productiva existen algunas vertientes que causan estancamientos mentales subconscientes en las personas donde quiera que vivan o se encuentren como veremos a continuación.

La educación tradicional y el condicionamiento social

Una persona en promedio estudia alrededor de 17 a 20 años entre: kinder, elemental o primaria, bachillerato o preparatoria y universidad, sin embargo todo ese tiempo y dinero invertido en una educación académica aunque implica un gran nivel de instrucción técnica no es garantía más tarde de una producción económica constante ni abundante.

A esto se une la cultura del empleo donde el condicionamiento social y académico hace que las personas busquen un empleo como la solución económica a sus necesidades básicas y también para aspirar a un reconocimiento profesional, teniendo en cuenta el peligro que representa hoy día el fiarse de un salario como empleado debido a múltiples riesgos y factores que atacan a un empleado en la permanencia de su puesto de trabajo: recortes de personal o downsizing, quiebras o fusiones de empresas, cambios en las cúpulas directivas de las empresas, contratos de trabajo a término definido o de libre remoción o nombramiento, ambientes hostiles de trabajo, jubilación incierta o tardía, etc.

Hoy por hoy y de acuerdo con las oportunidades que brinda la Era de la Información no se puede tener un pensamiento rígido o hermético frente a las oportunidades y el cambio, tema que abordaremos con amplitud en la segunda ley de la mente subconsciente de nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ y enseñaremos técnicas especiales para romper el condicionamiento social que impide aprovechar las oportunidades que se presentan en el plano laboral y económico.

El condicionamiento social y el qué dirán

Muchas personas están tan afectadas por el condicionamiento social que basan su felicidad y estabilidad emocional por lo que otros puedan pensar de ellos si no hacen lo que mayoría hace y en los mismos tiempos que todos lo hacen.

De hecho una regla fundamental de quien o quienes aspiran a cambiar o aportar algo nuevo a la sociedad está en el descontento que la nueva idea pueda producir en la masa de personas, sencillamente porque esa es una característica de la mente subconsciente como explicaremos en la primera y segunda ley subconscientes de nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™, la cual se acostumbra a pensamientos, acciones y procedimientos y resiste hacer las cosas de una nueva manera.

El condicionamiento social y el campeonato de logros y edades

Uno de los peores efectos del condicionamiento social subconsciente está en el famoso campeonato que muchas personas se hacen unas a otras comparándose, de forma que a determinada edad debe lograrse forzosamente tal o cual meta, de lo contrario por no hacerlo o lograrlo es motivo de gran frustración y dolor emocional para quien no haya podido lograrlo. Desde entrar o salir del colegio o de la universidad, casarse y tener hijos , comprar una casa o vehículo, obtener un ascenso laboral, etc., de forma que muchas personas se olvidan de su individualidad y piensan que son elementos en serie como en una línea de producción de fábrica donde los productos deben salir todos con características similares o idénticas.

Como prueba de la ineficacia del condicionamiento social en el aspecto profesional y económico están varios de los emprendedores más famosos, reconocidos y exitosos del mundo entre ellos: Bill Gates fundador de Microsoft, Steve Jobs fundador de Apple, Mark Zuckerberg fundador de Facebook, Michael Dell fundador de Dell computers inc., Jack Dorsey fundador de Twitter, Jerry Yang fundador de Yahoo, Henry Ford fundador de Ford Motor Company, Tomas Edison fundador de General Electric, Ray Kroc fundador de Mac Donald´s, Thomas Watson fundador de IBM, etc., que todos ellos sin terminar estudios de colegio o universitarios han construido o construyeron empresas enormes y emporios económicos que están mucho más allá de los logros que obtienen quienes siguen el condicionamiento social a ciegas y lo hicieron a base de reconocer su individualidad, pensar y actuar con creatividad, enfocarse en el objetivo de su producto y negocio, y correr riesgos calculados e incluso no calculados.

No queremos decir sin embargo que está mal seguir ciertas reglas sociales aceptadas y que los niños y muchachos no deben estudiar para superarse y ser personas de bien en la vida, sino que lo que no podemos promover y aceptar desde el punto de vista de las cuatro leyes de la mente subconsciente es que las personas se autolimiten pensando de forma programada, de manera que si no hicieron o obtuvieron lo que la mayoría de personas hacen o han hecho en un tiempo socialmente aceptado entonces su vida es una desgracia o una tragedia que no tiene remedio.

Uniformidad vs. individualidad

El progreso en realidad parte de la individualidad no de la uniformidad. En este sentido el filósofo danés del siglo XIX Sören Kierkegaard afirmó “si me etiquetas, me niegas”.

Hoy por hoy nuestro mundo vive una crisis de valores a nivel espiritual, mental, emocional, físico y emocional porque el condicionamiento social ha sacado o tergiversado los valores fundamentales de forma que en la mente de muchas personas y familias reina el caos y la confusión, en cambio en lo que tiene que ver con dinero y oportunidades económicas muchas personas prefieren hacer lo conocido, lo trillado y lo aceptado socialmente aunque esto implique una vida de muchos sacrificios, poco tiempo para sí mismos y sus familias y algo de dinero para sobrevivir y pagar todos los meses un estilo de vida que no da espera.

Los valores fundamentales como está demostrado son el eje central de la sociedad y son los que evitan y han evitado la decadencia de las civilizaciones a lo largo de la historia, por lo cual deben seguir siempre siendo parte del condicionamiento social, en cambio por ejemplo las formas de trabajar y obtener el dinero de forma legal, moral y ética demandan una ruptura de convencionalismos para pasar de ser económicamente dependientes a ser económicamente independientes. Esto claro deberá hacerse lo antes posible pues la tecnología actual avanza a pasos agigantados y quienes no estén dispuestos a cambiar su programación mental y sus paradigmas económicos quedarán rezagados inevitablemente y perderán las mejores oportunidades de progreso económico y personal.

El condicionamiento social y la cultura del consumo

En nuestra sociedad actual también es común encontrar personas que impulsadas por las campañas de los medios de comunicación e/o influencia de familiares, amigos y conocidos gastan cuantiosas sumas de dinero que muchas veces no tienen en arreglos físicos como cirugías, compra de vehículo, vacaciones costosas, ropa de marca, etc. Este problema es bien conocido en la psicología social como “Estatus” y de aquí la famosa frase que dice “comprar cosas que no necesita, con dinero que no tiene para impresionar a quien no le importa.”

El efecto rebaño o efecto manada

En la naturaleza es altamente notorio el efecto que siguen muchos animales para comportarse se forma idéntica a sus semejantes y esto se ve en muchas especies de aves, mamíferos e incluso peces, en las migraciones y para protegerse del ataque de los depredadores, lo cual se conoce como efecto rebaño o efecto manada.

En los seres humanos el efecto rebaño es más complejo y el proceso que lo desencadena es en gran parte subconsciente pues las personas adultas no se dan cuenta muchas veces de por qué están haciendo lo que están haciendo y de por qué están siguiendo a otros en tal o cual comportamiento debido a la inercia social como veremos en nuestro   Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ e incluso este tipo de comportamientos se ve desde los primeros años cuando los niños imitan y siguen el comportamiento de sus padres.

Este efecto se observa también en la fuerza de un grupo de individuos es capaz de someter o ejercer presión psicológica sobre otros para que se comporten de igual forma en aspectos tan amplios de la vida personal como: los gustos, los deportes, la forma de vestir y hablar, la educación académica, etc.

El efecto rebaño también se ve de forma muy marcada en los males que azotan a la sociedad como: el narcotráfico, las guerras, las pandillas, los grupos armados ilegales, la prostitución, el alcoholismo, la drogadición, en los delitos como: las extorsiones, los boleteos, los secuestros, los robos y fraudes a todo nivel, los asesinatos, etc.

Como vemos finalmente el condicionamiento social es una fuerza mental subconsciente y emocional que ejerce presión sobre el comportamiento de los seres humanos, incluso también sobre civilizaciones menos adelantadas como las tribus indígenas donde cada uno de sus integrantes debe hacer determinadas cosas a cierta edad y de acuerdo con su sexo y estratificación social.

No significa entonces que el condicionamiento social sea siempre un obstáculo para el progreso y tampoco quiere decir que opera mejor la rebeldía de forma generalizada, sin embargo es importante saber qué clase de reglas se siguen, cual es su efecto y quienes las imponen, como en el caso de trabajar en un empleo tantos años para tratar de lograr un futuro incierto lleno de incertidumbre y sorpresas desagradables que pueden terminar con el futuro económico. Y esto claramente desconociendo las oportunidades que hoy existen para crear un ingreso estable y desconociendo el poder de la tecnología actual que viene con recursos como los negocios en línea e incluso otros vehículos financieros como los negocios de venta directa multinivel físicos y virtuales.

Para ampliar y dominar los conceptos vistos en este artículo sobre “La Mente Subconsciente y el Condicionamiento Social”, haz Click Aquí para ingresar a la página oficial del curso.

Nos interesa conocer tus inquietudes déjanos tu comentario al final.

banner 468 Actualizado

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

3 comentarios

  • Víctor Rodriguez

    Es increíble la influencia que tiene la programación mental social o condicionamiento como se le conoce popularmente. En mi opinión es necesario dejar atrás tanta influencia negativa de una sociedad que vive muchas veces de la inercia de conceptos que están revaluados, y me refiero específicamente a como podemos ganarnos la vida haciendo uso de los recursos tecnológicos actuales. Les agradezco por toda esta valiosa información tan diferente y necesaria en internet.

  • Ana María Prieto

    Interesante análisis de un tema que de alguna forma nos afecta a todos. Considero muy importante conocer los mecanismos de la mente como el que ustedes comparten y enseñan para tener una vida libre de las malas influencias del condicionamiento social.

  • Este tema es clave para poder avanzar en la vida. En algún momento debemos hacer lo que queremos y para lo que estamos llamados, sin trasgredir las normas sociales de convivencia y los valores morales. Muy buena esta información que recomendaré a mis amistades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam