La Mente Subconsciente y la Educación de los Hijos

EDUCACION DE LOS HIJOS

La mente subconsciente es sin duda alguna el instrumento más sensible, delicado y peligroso en la educación de los hijos y de acuerdo con la programación mental que recibe en actos y pensamientos repetidos, y emociones genera comportamientos permanentes, buenos o malos en el niño, luego en el adolescente y más tarde en el adulto afectando familias, comunidades y sociedades.

Los hogares o familias son la primeras escuelas de la sociedad y son las células más importantes para el desarrollo mental y emocional de los hijos y es ahí donde a partir de los valores morales y hábitos de vida que tienen los padres, los menores reciben e imprimen toda esa influencia directa en su mente subconsciente que más temprano o tarde traducirá ese ejemplo en acciones ante su medio ambiente personal y ante la sociedad.

Mira el siguiente video antes de continuar:

http://lascuatroleyesdelamentesubconsciente.com/

En anteriores artículos hemos definido a la mente subconsciente como  “programa de actos, pensamientos y/o emociones repetidas que ejecuta acciones en cualquier persona y que obliga a seguirlos haciendo”, una definición que pone de manifiesto la importancia y el cuidado que se debe tener con el tipo de información que ingresa a la mente subconsciente a través de la repetición de estímulos como los actos, pensamientos y emociones repetidos, en este caso de los menores que son como esponjas y absorben toda la información que reciben sin cuestionarla pues su nivel de uso de razón es bastante bajo en los primeros años de vida e incluso o continúan así hasta la adolescencia, época en la cual comienzan a descubrir nuevos criterios y a tomar decisiones propias que muchas veces los sitúa como rebeldes ante sus padres y profesores escolares.

El papel de la mente subconsciente en la niñez

Un niño recibe en su mente subconsciente impactos positivos o negativos incluso desde el seno materno mucho antes de nacer, pues su madre le transmite a partir de los eventos y experiencias que vive emociones intensas que van a dar a su sistema nervioso central, en este caso al cerebro creando muchas veces traumas nerviosos que pueden durar mucho tiempo de su vida como niño, adolescente y adulto y también ocurre así con el propio momento del nacimiento que constituye para muchos seres humanos un evento muy traumático que de no reprogramar a la mente subconsciente para que cambie la interpretación de ese momento dejará consecuencias en muchos casos permanentes que afectarán la calidad de vida del niño, del adolescente y del adulto joven, medio y mayor.

Cuando el niño nace su mente subconsciente que no piensa es dueña de su comportamiento, pues no existen comportamientos razonados y su uso de razón crítica sobre los estímulos que lo rodean es nulo, por lo que su mente consciente está en una fase de contacto y conocimiento del medio a través de los cinco sentidos: vista, oído, gusto, tacto y olfato. En tanto que su mente subconsciente recibe todas las impresiones que transmite su mente consciente y va generando cadenas de información para reconocer después de un tiempo el mundo por medio de experiencias repetidas: actos, emociones y estímulos externos e internos.

A medida que el niño crece entre el primer y quinto año de su vida se fijan de forma subconsciente los hábitos de supervivencia inmediata como: aprender a comer, dormir, hablar y hacer de forma controlada sus necesidades fisiológicas.

Luego entre los cinco y once años vendrán otra serie de hábitos subconscientes que lo desarrollan como ser humano útil entre ellos: aprender a bañarse, vestirse, leer, escribir, pensar y adquirir habilidades psicomotrices.

El papel de la mente subconsciente en la adolescencia

Entre los doce y dieciséis años viene una época donde los seres humanos confrontan su razón con la programación mental subconsciente implantada y experimentada hasta ese momento, lo cual genera en muchos casos cambios bruscos de temperamento, osadías y desobediencia del adolescente contra las normas sociales y de convivencia en su núcleo familiar.

En esta época es cuando es más necesario por parte de los padres de familia saber cómo manejar adecuadamente la mente subconsciente de los hijos para generar respuestas positivas que los impulsen en la vida y los alejen de comportamientos que los pueden perjudicar como: la búsqueda y tolerancia de malas amistades, el uso de la violencia, la promiscuidad sexual y los vicios como el alcohol, las drogas y el tabaco, entre otros.

El uso de la violencia psicológica y física contra los menores

Muchos padres de familia actúan con sus hijos de forma instintiva agrediéndolos física y verbalmente para hacerse entender y respetar, y esto muchas veces lo hacen de forma muy similar a como ellos sufrieron violencia de parte de sus padres y maestros, sin embargo utilizar violencia como método de enseñanza es más contraproducente que eficiente para la mente subconsciente, pues como veremos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ existen alternativas como el uso de la tercera ley de la mente subconsciente para hacer correcciones de forma inteligente que hagan que el menor recapacite de forma inmediata y no busque imponerse o rebelarse frente a la autoridad y mayor conocimiento que tienen sus padres acerca de la vida y de su bienestar.

Gran parte de la violencia que vive nuestro mundo se debe a los ambientes agresivos y negativos que reinan en millones de hogares que lejos de ser refugios de amor, paz y armonía para los padres y los hijos se convierten en auténticos campos de batallas psicológicas, físicas y emocionales y esto produce después hechos contundentes de violencia urbana y toda clase de delitos en los cuales se ven envueltos los menores con la formación de pandillas, grupos de matoneo, bandas delincuenciales y criminales, etc.

El caso del matoneo o bullying escolar

Cuando en los hogares se vive violencia intrafamiliar ya sea entre los padres y/o de los padres con los hijos es muy común que la mente subconsciente de los menores mal programada por emociones intensas de ira y odio y unido a la compañía de compañeros de clase que viven situaciones similares se desquiten con otros compañeros de escuela haciéndoles la vida imposible con acosos físicos y emocionales, y dando lugar a riñas y ajustes de cuentas con sus compañeros con las consecuencias personales, civiles y penales que eso traiga.

Uno de los efectos más atroces de esto sucede por ejemplo con el uso frecuente por parte de muchos menores de edad de juegos de guerra y destrucción en video, donde con armas virtuales: pistolas, cañones y otros artefactos destrozan enemigos imaginarios y esto ha hecho que por ejemplo en países como Estados Unidos que no tiene mayor control en la venta de armas reales se han presentado y se presentan con aberrante frecuencia muchachos muy jóvenes que llegan a un cine, colegio o una universidad y disparan y matan con armas reales a decenas de compañeros de clase o de otros salones sin medir ningún tipo de consecuencias materiales y personales impulsados por su mente subconsciente que toma completo control de sus actos.

Con la mente subconsciente no se puede jugar pues aunque no piensa, controla en más de un 95% el comportamiento de los seres humanos, de forma que una vez programada por actos, pensamientos repetidos y/o emociones intensas dará lugar a un comportamiento definido, bueno o malo de acuerdo con la información que recibió de agentes externos como en este caso de los juegos de video de guerra y destrucción.

El papel de la mente subconsciente en la juventud

De los diecisiete a los veintiún años el adulto joven habrá desarrollado gran parte de los hábitos subconscientes que lo capaciten para vivir de forma independiente y aún en muchos casos bajo la supervisión de sus padres o de uno de ellos que continuará(n) a lo largo de su vida como guías y compañeros de viaje.

Durante todo este proceso visto de gestación, nacimiento y crianza de un hijo es necesario conocer cómo opera su mente tanto de forma consciente como de forma subconsciente y hacer uso de mecanismos mentales efectivos como las cuatro leyes que mostramos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ para educar de forma mucho más acertada a un nuevo ser humano que hará o ya hace parte de la familia y que necesita más a un guía y compañero responsable a su lado que a un ser autoritario que genera y generará desconfianza, violencia y resentimientos.

Curación interior y conocimiento de sí mismo(a)

Otro punto muy importante en lo que se refiere a la educación de los hijos está en efectuar muchas veces un proceso de curación y sanación interno, pues también ocurre de forma muy frecuente que muchos padres que se encuentran insatisfechos, deprimidos o inconformes con la vida que han llevado y que llevan actualmente desahogan sus conflictos, traumas y frustraciones internos con sus hijos y cónyuge a punta de violencia intrafamiliar emocional y física.

En nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ mostraremos y enseñaremos dos poderosos métodos para cambiar la interpretación de los malos acontecimientos del pasado vividos por uno o dos de los padres como: traumas, fobias y complejos, y neutralizar por un lado la acción de la amígdala cerebral pequeño órgano situado en la parte posterior del cráneo responsable del miedo y la violencia y del lóbulo anterior derecho del cerebro responsable de la depresión, y en su lugar fomentar el uso de emociones positivas situadas en el lóbulo posterior izquierdo.

Enseñanza mediante el ejemplo antes que con normas

La mente subconsciente toma reconocimiento de medio de formas tales que para la mente consciente no es posible hacerlo, pues mientras para la parte consciente solo es posible evaluar a un mismo tiempo hasta siete variables o trozos de información, la mente subconsciente puede reunir hasta treinta y cinco millones y por esta razón cuando un papá o una mamá imponen normas de comportamiento pero hacen lo contrario de lo que predican, la mente subconsciente de sus hijos intuye la incoherencia e informa al sistema nervioso y a la mente consciente sobre la falacia propuesta y el resultado es hacer lo contrario de lo que dice el padre o madre de familia.

Esto tiene que ver entre otras cosas decirles a los hijos que no fumen o tomen licor cuando la madre o el padre lo hacen, que sean  emprendedores cuando los padres son conformistas, que no lleguen tarde a la casa cuando el padre o la madre llegan a altas horas de la noche, etc. Sin embargo en muchos hogares los hijos toman decisiones radicales, desarrollando fobias positivas o aversión hacia un mal comportamiento y renuncian al mal ejemplo brindado por uno o los dos padres y haciendo uso sin saberlo de la tercera ley que explicaremos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ toman ante la vida un camino muy diferente del que sus padres siguieron, lo cual por supuesto los llevará a obtener resultados muy diferentes a nivel personal, social y económico.

¿Qué papel concreto juegan entonces las cuatro leyes que enseñamos en nuestro curso para la educación de los hijos?

Las cuatro leyes de la mente subconsciente que enseñamos en el Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ involucran todo el desarrollo mental y emocional de los seres humanos, no importa si es niño, joven, adulto o adulto mayor y cualquier padre o madre de familia que conozca y aplique estas leyes, principios y técnicas que explicamos jugará con gran ventaja para lograr una mucho mejor comunicación consigo mismo y con toda su familia a la vez que podrá entender y ayudar a sus hijos con gran acierto en las diferentes etapas por las cuales atraviesen en sus vidas.

Finalmente para obtener una gran armonía familiar es necesario unir a todas las técnicas comprobadas de desarrollo mental que ofrecemos una vida espiritual activa y comprometida como explicamos en nuestro Curso Libro Las Cuatro Leyes de la Mente Subconsciente y su Aplicación para Triunfar™ dado que el ser humano es un todo formado de cuatro partes: espiritual, mental, emocional y física.

En conclusión el conocimiento y la aplicación de los principios y leyes que rigen a la mente subconsciente es fundamental para tener una vida familiar armoniosa y próspera, ya sea entre los esposos o cónyuges y luego con sus hijos para legar a la sociedad individuos sanos y felices que construyan nuevas familias, comunidades y países.

Para ampliar y dominar los conceptos vistos en este artículo sobre “La Mente Subconsciente y la Educación de los Hijos”, haz Click Aquí para ingresar a la página oficial del curso.

Nos interesa conocer tus inquietudes déjanos tu comentario al final.

banner 468 Actualizado

 

 

 

*Suscríbete a nuestro Boletín de Información Mensual.*

 

4 comentarios

  • Muy certera esta información, sin embargo la educación de los hijos es un proceso de enseñanza continuo que no termina nunca, pero al disponer de valiosas herramientas como las que ustedes comparten del subconsciente es posible solucionar muchos imprevistos y retos que suceden a diario en los hogares. Los felicito por la calidad de información que comparten.

  • En nuestra sociedad la educación gira más en torno a temas académicos y de obtención de logros económicos que para nada solucionan los problemas de convivencia en los hogares, es de admirar que gente como ustedes se tomen el tiempo para crear elementos que verdaderamente ayuden a mejorar la calidad de vida de las familias.

  • Olga Beatriz Londoño

    Les agradezco estas enseñanzas hasta ahora desconocidas, es un privilegio vivir una época como esta con tanta tecnología y riqueza de información. En cuanto a este tema estoy de acuerdo en prepararse para educar con materiales especializados como el que ustedes nos brindan y no hacerlo de forma instintiva o simplemente apoyados por el sentido común o la experiencia de otros.

  • Azucena Barahona

    Por primera vez veo un sito que habla del subconsciente y se enfoca también en el entrenamiento y salud mental de los hijos, un tema fundamental para evitar el deterioro progresivo de la sociedad. Como madre cabeza de familia esta información es invaluable para mi, ya que como yo muchos otros padres y madres necesitamos un mejor entrenamiento con técnicas probadas para educar con acierto a nuestros hijos y evitar así la rebeldía o la violencia intrafamiliar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam